Los Dos Ermanos


Izak i Moris eran los ermanos de mi gramama. Izak era el mas aedado, i Moris el mas chiko.  Se entendían muy bueno i la djente estava auzada a verlos syempre kaminar endjuntos.

Un dia  los dos ermanos se hueron de Estambol a Buyukada, una izla ke en grego se yama Prenkipo. Esta izla se topa del lado azyátiko de Estambol i es konsiderada komo la mas grande i mas ermoza de todas las izlas.

La ora de la partensya era dospués del medio dia, malgrado ke el tyempo no huera muy plazyente.  Para ir a Buyukada, kale tomar el vaporiko ke va de una izla a otra.  En vinyendo a Buyukada, los dos ermanos vieron ke el tyempo estava trokando, el syelo estava kuvyerto kon nuves oskuras, la luvya empesó a mojarlos. El ayre empesó a çuflar i los muestros devían topar lugar para echarse la noche.  Bushkaron fina ke se toparon delantre de la puerta de una kaza grande y ermosa. Chaftearon a la puerta, i la propietarya de la kaza les demando kualo kerían.

La eksplikasyón hue kurta, ma la proprietarya, una dama henoza, i muy komilfo, les disho ke su marido se avia muerto un mes antes, i ke no era apropriado de resivir ombres en su kaza, para no dar a avlar a la djente, i para no destruyir su renome.

Los dos ermanos akseptaron, i le propozaron de entrar en la chika kaza ke estava serka de la kaza grande, de pasar solo un noche ayá, i de irse si el tyempo trokava en la demanyana. La dama aksepto.


En la demanyana, el tyempo trokó, los dos ermanos tomaron el bagaj i empesaron a azer el viaje komo estava en el plano.

Dospués de unos kuantos mezes, Izak resivyo una letra de un avokato. Meldo, meldo, fina ke entendyó ke la letra viniya de la proprietarya de la kaza en Buyukada. Se hue ande Moris i le demando: 

“Moris, te akodras de la proprietarya de la kaza en Buyukada.?”

“Si,” disho Moris.

“Dizeme, te alevantates en la noche, i te huites a la kaza grande, ande la proprietarya?”

“Si” disho Moris, kon una chapeta sovre la kara.
“Uzates mi nombre, en lugar del tuyo?”

Moris estuvo en apreto grande i disho 

“Si, afedersin”. Por ke me lo estas demandando? “.

“Eya se muryó, i me desho toda la erensya a mi”.


Rivka Abiry

Notre amie Renée Martin reprendra bientôt 
ses chroniques “Las de Sulutcha”

Comments