Itinéraires exemplaires : Alberto Hemsi, mi padre

Suite et fin du texte commencé dans La Lettre Sépharade précédente
Ansi se empeso muestra vida en Paris onde tuvimos alegriyas i penas tambyen !

Dos mezes despues ke vinyeron d’Ayfto, (mi nona, mi padre, mi madre i mis dos ermanikas) mi nona kayo mala i malorozamente se muryo a kavzo de l’epidemiya muy fuerte de “grippe” ke uvo en akel tyempo. Fuymos muy tristes ke no stuvo muntcho tyempo kon mozotros en Paris. Eya ke teniya tanto dezeo de konoser Paris y ke perkuro antes de venir a ambezarse unas kuantas palavras en franses para poder darse a entender kon la djente ! I me akodro ke, en estando en Alexandria, kuando avlavamos en franses delantre de eya pichin mos deziya “turchia soyle” keriya dezirmos de avlar en espanyol para entender lo ke stavamos dizyendo. Enfin, este epizodo fue muy penivle para todos mozotros ma mas muntcho para mi padre, ke no pudo azerle todas la onores ke meresiya, porke le faltava el dinero !

Entremyentes empeso el invyerno, i akel anyo mas demprano. La kaza mobleada teniya tres tabakas i moravamos en la ultima. El komedor teniya una grande ventana, la pared entera de vidros i el tavan de las kamaretas muy alto. Ansina, kuando la vijiti por la primera vez me aviya agradado muntcho porke en Alexandria las kazas eran ansina. Me akodro de una anekdota : estavamos mi madre i yo asentadas en este komedor, mi madre me dize : “Mutcha (diminutivo de Selma, Selmutcha) mira, mira lo ke estan sakudyendo por la ventana”. La verdad es ke al presipyo no le arespondi pichin, ma presto me akodri ke moravamos en la ultima tabaka i la verdad es ke estava kayendo komo pedasos de algodon. Me alvanti para aserkarme de la ventana i vide ke la kaleja stava entera blanka i en akel momento realizi ke era la primera vez ke estavamos vyendo inyeve kayer. Fue un momento muy kuryozo i impresyonante, primer kontakto kon la realidad de muestra mueva vida !



Enfin despues, ya mos ambezimos a salir de kaza por todos los chichites de tyempo : luvya, friyo, inyeve !

Mos kedimos 7 o 8 mezes en esta kaza mobleada. Fuymos obligados de bushkar un otro apartamento i finalmente topimos una kaza vaziya, sin mobles, serka de Paris. Mos kontentimos por empesar de merkar en primero kamas para durmir y despues a poko a poko la mobleimos modestamente. Ma kon muntcha alegriya porke fue serka de Pesah y ansi pudimos azer todo los dines komo en Alexandria. Me akodro ke teniyamos en medyo de la kamareta una meza, i notche de moed metimos al deredor las valijas vaziyas para asentarmos. Dimos lores al Dyo ke mos apronto esta kaza tchika onde stavamos todos endjuntos i ande mozotros. I avagar, avagar stuvimos merkando lo ke mos mankava para moblear la kaza i paresiya ke stavamos de muntcho tyempo en esta sivdad. Porke star pensando syempre al pasado i a lo ke dechimos en Alexandria no serviya a nada ke azermos de mala umor i sin remedyo. Mi padre mos deziya ke se deviya aboltar la ojika i pensar al futuro. I es ansi ke mos enkorajava.

Me akodro ke mi madre metyo buen karar de tyempo fina ke atcheto ke para merkar los zarzavates i las frutas, deviya azer la kola i no tokar nada kon sus manos, koza bistruch, ma mos sotometimos para no tener remarkas ! Ma komo ivamos syempre ande al mizmo mos konosiyan i mos izimos “amigos”. Enfin son kozas sin grande importansa ma fue de menester de komportarmos komo los fransezes. I grasyas al Dyo mos enderetchimos a poko a poko i muestra situasyon se atakano. Mi padre kontinuo a buchkar de lavorar i la verdad es ke deziya syempre : “ijikas mirash ke estamos durmyendo trankilos sin ke dingun mos aga mal”, i otra koza ke deziya kuando mos ivamos a salir de Alexandria, “no mos pueden tomar todo lo ke tenemos en el meyoyo (kijo dezir la savidura). I el dinero mos va akompanyar”. El era muy optimista. I ansi es ke gradualmente tuvimos muntchas alegriyas i mos aresentimos i mos ambezimos a bivir komo los fransezes, ma los uzos i kostumbres ke teniyamos no trokaron fina el diya de oy.


Bivimos en esta kaza mueve anyos.1 Una koza fuerte ke me akodro es un diya ke vino mi padre de su lavor muy kontente, ke le propozaron un pyano kon poko dinero i ansi la posibilidad de kompozar i dar lisyones de piano mizmo en kaza. I todos mos alegrimos porke saviyamos kuanto dezeyava esto.

La kaza ke moravamos teniya kuatro kamaretas ma la de mi madre i padre era adjuntada kon el komedor, kijo dezir sin puerta i les serviya de kamareta de durmir, de bureau (eskritorio) : una tchika meza i una siya i para durmir un koltchon. Mi padre, me akodro, syempre stava eskrivyendo seya muzika seya artikolos para revistas musikales (en franses, en espanyol) i finalmente arivo este diya. Ya lo estavanos asperando. Kuando sonaron a la puerta de la kaye i ke mi madre koryo par avrirla se le karadeyo los ojos de ver el boy del instrumento : mizmo sin los piezes no pasava por la puerta de la kaza. Era un pyano ke lo yaman “1/2 queue” - grasyas al Dyo ke moravamos un “rez-de-chaussée” i ansi lo entraron por la ventana ke era mas grande ke la puerta de la kaye. Vyendo la kolor de la kara de mi madre le diche : “Mama agora vas a ver, vamos a meter la kama debacho del pyano i ansi se va ver el pyano”. “Bueno ijika miya, veremos kualo va dizir tu padre kuando va venir del lavor esta tadre.”

Kuando vino, en avriyendo la puerta de la kaza, lo vido de enfrente ke ya estava instalado se metyo a yorar de alegriya ke ya se le fado este dezeo, ni se apersivyo ke kama no teniya, ma pyano aviya ! Enfin, pichin se aserko i se metyo a djugar i su kara se alegro, no se estava kreiyendo ke ya se le fado un pyano. 

 I poko a poko le vino la gana de kompozar de muevo i ansina kompleto la seriya de las “Coplas sefardies” de otros 5 livros.

Mi padre konosiya muntcha djente i ansi tuvo la posibilidad de azer muntchas emisyones a la Radio franseza para l’Amerika latina. Konferensyas en espanyol ilustradas kon koplas sefardies kantadas tuvyeron muntcho sukseso. En el mizmo tyempo kompozava musika klasika, ovras diversas i kontinuava a partisipar a konkorsos seya en Fransya, en Italia, Israël o en Amerika. Pasava tambyen muntcho tyempo
a eskrivir i responder a todas las letras ke reseviya de kuatro partes del mundo. Kada demanyana, yo le traiya su koreo i kuando ya meldava las letras, me yamava a su lado i me demandava de meldarselas i de traduzirselas sovre todo kuando eran en ingles. I yo le deziya syempre “bachustune (kon plazer) papa” i se alegrava muntcho i su kara se alilumbrava ! I esto porke yo le dava la mizma traduksyon ke la suya !

De las tres ijas yo era la mas serkana de mi padre por tres razones : la primera porke era la mas grande i porke fue la sola a studyar la muzika i la tresera porke moravamos endjuntos i ke yo no lavorava, stava syempre en kaza, eramos muy aunidos.

Poko tyempo paso i la famiya pujo.
2 Mos nasyo una ijika i fue una grande alegriya para toda la famiya. I mi padre la yamava Rachelika i las bavas le kaiyan kuando empeso a avlar i ke lo yamava “pépé”. Vezes mi madre le deziya “va ver pépé dile ke te de un poko de “otur burda” i la tchika korriya i fina ke iva i veniya alma teniya…

Ansi pasaron los anyos i tuvimos una segunda kriyatura, un Yakoviko. Kuando ya se izyeron mas grandes i ke kijeron estudyar la muzika fue muy kontente. Kreyo ke esto fue por ke nasyeron en esta kaza ande se sentiya muzika el diya entero !

Orozamento, mi padre tuvo unas kuantas satisfaksyones los ultimos anyos de su vida. Eskapo los dyes livros de las “Coplas”, ke para el fue un grande resfolgo.
3 Otra koza ke me sta vinyendo al tino es kuando supo ke fue nombrado “Myembro korespondyente de la Akademiya real de San-Fernando de Madrid” i ke lo aviyan invitado a dar una konferensya i resivir en mizmo tyempo personalmente las felisitasyones por su mueva rekonpensa, stuvo tanto kontento ke pichin le dicho a mi madre “Myriam, vamos a ir a Madrid, es una grande onor para mi i kero star prezente”.

Mi madre tambyen muy kontenta le dicho “Seguro ke vamos a ir, es posivle de refuzar este onor ?” I ansina empesaron de azer projektos i naturalmente se metyo a eskrivir la konferensya i a azer planes de todo lo ke keriya azer en Espanya. La data ya se la dyeron i kedavan dos semanas para aprontarsen i toparsen prezentes.

Ma unos kuantos diyas antes de partir, kayo hazino i a mi madre le estava dando el korason ke no ivan a partir, ma no se lo dicho, me lo konto a mi, i le diche : “Mama no seas pesimista, si kere el Dyo se va asanar i vash a ir”. Me respondyo “El Dyo ke te oyga, ijika miya porke se va despetchar de este kontratyempo.”

El dotor suyo le dicho de manera muy umana ke no era posivle de viajar en estas kondisyones, lo ke mi padre no atcheto, komo si fuera kulpa del dotor !
I fue de menester de kontaktar un amigo suyo de l’Akademiya para dezirle de meldar en su lugar el teksto de la konferensya. Mi padre kedo muy triste, i su desplazer fue muy grande.

Yo lo kalmi, dizyendole : “Vas a ver, papa, kon ayudo del Dyo te vas asanar i kon bueno vas a ir a Madrid kon salud buena i enkontrar todas las personas ke keriyas ver”. El Dyo me oyo i kuando se asano se fueron para Madrid, ma no se le fue parabacho ke no la izo el, la konferensya !

Dos anyos despues, kayo byen hazino de muevo i no pudimos salvarlo, el demando i skrivyo a amigos, seya en Amerika o en Israel si aviya algun remedyo de melezinarse, i el dizya ke teniya “…una spada de Damokles enriva de la kavesa”. Esto fue la ultima konversasyon ke tuve kon el. En tres mezes se muryo, en 1975.



Su pyedrita fue muy dura para todos mozotros i mizmo al diya de oy lo yoramos. Ma para mi esta syempre prezente en mi memorya i perkuro syempre de avlar de el kon mis ijos i mis inyetos para ke no se ulviden ken era : un papu maraviyozo ma ke no tuvo el mazal de verlos kazados i aijados.

Kuando se engrandisyeron i studyaron el kastiyano en la eskola, prezentaron un lavoro sovre “El Cansionero sefardí” de Alberto Hemsi. El egzaminador era el prezidente del “Ateneo iberiko” i kuando vido el lavor ke izyeron, les demando komo toparon tantos detalyos sovre este kompozitor ? Le respondyeron ke era sus papu i el dicho ke lo konosiya muy byen, i ke sus ovras le gustavan muntcho. Ma no tuvyendo el mizmo nombre de famiya, no pudo pensar ke eran sus inyetos !

Al diya de oy, ago lo ke puedo para ke el nombre de Hemsi no se pyedra i ke la djente sepan ken era i lo ke izo, en ganeden ke este i el ke mos roge todo lo bueno. Amen.

Me plaze de aki regrasyar muntcho La Lettre Sépharade ke me permityo de eskrivir este artikolo en lingua muestra sovre mi padre.

Allegra Bennoun-Hemsi



Allegra Bennoun-Hemsi nous a communiqué cette photo comme
celle de l’informateur de son père à Rhodes, Yacov Hazan. L’un de nos lecteurs de Belgique y reconnaît son grand-père le Haham Yacov Capuya, ce qui nous est confirmé par notre lecteur
Léon Charhon de Paris reconnaissant le frère de son grand-père.
Nous présentons nos excuses à la famille
et aux lecteurs.

Comments