Muestra lingua : I el Dyo se desperto



Un conte de Daniel Alcalay

El Dyo, despues ke kreo el mundo en sesh dias, se reposo el sieten.

Ma un dia para el Dyo, es un milyarda de anyos.

Dunke el Dyo se desperto el otchen milyarda de anyos.

Etcho un ojo enriva de lo ke kreo, i topo todo maraviya, las estreas ke el mismo no puediya kontar briyando en este sielo sin fin.

En mirando, su ojo se aresto enriva del sol, de la luna i de la tierra, de color azul.

Enriva de esta estrea, creyi vida, arvoles, mares, rios i hayas.

Donde, en entre estas hayas, el ombre, la mujer,  kon inteligensya i la posibilita de avlar para ke seyan enriva de las otras hayas ke no tyenen la palavra. Deven de bivir muy orosos.

En un subito, el Dyo oyo una riza . Ha ! Ha ! Ha !.. era el guerko ke aparesyo.

 





“Sos tu ? ke pensas de esta ovra miya ?”
“Maraviyoza” respondio el guerko. “Ma kuando te dourmites el sieten milyarda de anyos, yo me seli de esta ermozura”.
  “Abashi a la tierra i etchi un bafo de mi soluk enriva de siertos umanos i los ize pensar como yo”.
  “Malorozo guerko !” grito el Dyo, “deke izites esto ? Estos umanos deven de aboreserme !”
  “No !” dicho el guerko, “ay umanos ke no saven mizmo ke eksistes. Ma los ke kreyen en ti, ay ke te aman malgrado estas todas desgrasias, i otros ke se espantan de ti. Ay un tchiko grupo de umanos ke se yaman djudyos. Entre eyos tambien ay ke te aman i ay ke se espantan de ti, malgrado ke sufren mas ke los otros puevlos.

Kuando se muere una persona kerida, resitan una berakha, el “kaddish” ke empesa ansi :

 
<Ke seya magnifikado, sanktifiado el nombre del Dyo en el mundo ke kreo sigun su volontad.>

I kontinuan esta berakha todo kon alavasyones para ti.

Vites ke malgrado todas las mizerias, las gerras, las sufryensas, las hazinuras, te estan alavando !”

“Yo no kero un mundo ansina !” grito el Dyo. “Kero ke este mundo seya un ganeden para los umanos, las hayas i para todo lo ke kreyi. Vo trokar estas todas angusiyinas, ovras de guerko ke sos.”

“I kuando lo vas azer ?” demando el guerko.
“Amanyana”, respondio el Dyo.

Ma un dia para el Dyo es un milyarda de anyos...

Pasensya, vamos a bivir en ganeden en un milyarda de anyos.

Vale la pena de asperar...

Daniel Alcalay
Comments